Guías de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica para el manejo de hipotiroidismo congénito

  • El Hipotiroidismo Congénito Primario (HC) se detecta mejor mediante la determinación de la concentración de Hormona Estimulante de la Tiroides (TSH), en muestras de  sangre venosa. Debe realizar una segunda prueba antes del alta del hospital en aquellos en los cuales la TSH puede suprimirse inicialmente, como son los recién nacidos prematuros y neonatos enfermos, o aquellos con un peso bajo al nacer.
  • La detección de altas concentraciones de TSH deberá ser comunicada a la familia por una persona experimentada. El profesional que asume este rol puede variar localmente, pero debe haber un sistema confiable para asegurar que esto suceda de forma adecuada.
  • Los bebés identificados en el tamizaje deben ser considerados para pruebas de la función tiroidea endovenosa y evaluación clínica en el mismo día o el día siguiente. “Cualquier retraso es inaceptable”.
  • Las imágenes (ultrasonido y/o escintigrafía) son útiles para ayudar a determinar la causa de la CH, pero nunca debe retrasar el inicio del tratamiento. El ultrasonido es altamente dependiente del operador, y puede ser particularmente difícil en los niños. Igual, puede ser utilizado donde el acceso a la escintigrafía es limitado.
  • La Levotiroxina es el tratamiento de elección para CH y debe iniciarse tan pronto como sea posible. Se debe dar por vía oral, preferentemente utilizando tabletas machacadas o una solución comercial y debe ser administrado de la misma manera cada día.
  • La Tiroxina Libre (T4) y las concentraciones de TSH se deben monitorizar. El primer seguimiento debe ser 1-2 semanas después de comenzar el tratamiento, seguido con pruebas quincenales, hasta que los niveles de TSH se hayan normalizado totalmente; luego cada 1-3 meses hasta los 12 meses. La evaluación periódica debe continuar hasta que se complete el crecimiento. La dosis de levotiroxina no deben ser reducida sobre la base de una sola medición de T4 durante el tratamiento.
  • En aquellos casos con alguna incertidumbre diagnóstica, es conveniente reevaluar la tiroides a la edad de 3 años. Se debe retirar la Levotiroxina durante un período de semanas, con análisis bioquímico e imagen de la tiroides.

Jacob H, Peters C. Screening, diagnosis and management of congenital hypothyroidism: European Society for Paediatric Endocrinology Consensus Guideline. Arch Dis Child Educ Pract Ed. 2015 Mar 16. pii: edpract-2014-307738. doi: 10.1136/archdischild-2014-307738. [Epub ahead of print]. Available at: http://ep.bmj.com/content/early/2015/03/16/archdischild-2014-307738.long.